La Moda, a flor de piel

Siluetas apresuradas se mueven taconeando el ritmo de las prisas en el suelo.

En el backstage el aire vibra con una mezcla de nervios y emoción.

Siluetas apresuradas se mueven taconeando el ritmo de las prisas en el suelo. En el backstage el aire vibra con una mezcla de nervios y emoción. A pocos minutos del comienzo, el tiempo se detine. Que irónico.

Parece que los meses previos pasaron en un suspiro. Todos esas horas ideando sketches, buscando las telas más reveladoras, creando los prints más insólitos, arriesgándose con los patrones más vanguardistas… y ahora todo es en slow motion.  Aún faltan tareas por resolver; quedan detalles por corregir, prendas por ajustar y peinados por retocar.  Una modelo a la que le falta un retoque en el maquillaje, otra que aún no ha terminado de ponerse el calzado, diseñadores que miran con ojo crítico buscando detalles que hayan pasado por alto, maquilladoras que no se detienen hasta obtener un resultado perfecto.

Es cierto eso de que todo desfile irradia luz y magia y, en esta ocasión, los brillos se presentan en algunos vestidos con lentejuelas y texturas metalizadas. Las sedas y los terciopelos se entremezclan con el movimiento, mientras que unas sugerentes aberturas en los abrigos hacen constar el poder femenino. La mujer Custo se prepara para mostrar su creatividad y su confianza en el futuro.

Más allá del telón se percibe una música que, al llegar hasta aquí, desvanece. Porque el “estribillo” del lugar es el entusiasmo, la energía y algunas risas. Cada vez falta menos y poco a poco las voces de fuera comienzan a silenciarse; el público de la NYFW18 vacila con curiosidad, está expectante.

Mientras se ultiman detalles y todos van a su posición, empieza a sonar una nueva canción. Y entonces se da la señal. Es momento de caminar, de demostrar fuerza, ilusión, convicción, de enseñar prendas que impacten y diseños que embauquen. Es un momento cargado de emoción. Y en Custo, como las emociones, la Moda se vive a flor de piel.

Keywords: NYFW18, New York Fashion Week, Custo, Moda